Visualizar

Qué dice la ciencia sobre la creatividad

por Heather Freiser

5 motivos científicamente comprobados para sacar el artista que llevas dentro.

Tiempo de lectura: 04 min.

LEA ESTE ARTÍCULO


En el ajetreado y conectado mundo actual, encontrar tiempo para fines creativos puede parecer más un lujo que una necesidad.

¿Pero qué pasaría si le dijéramos que dedicar tiempo a la creatividad es tan importante como hacer ejercicio o descansar, y que se sentiría mucho mejor tanto profesional como personalmente si le hiciera sitio en su agenda?

Y no es una idea tan loca como suena. Según unos estudios recientes, la creatividad es la clave para disfrutar de una vida sana, feliz y productiva.

A continuación, le mostramos otros cinco motivos científicamente probados para romper su rutina y ver a dónde le lleva su imaginación.

En un estudio encargado por Dropbox, se comprobó que en los entornos laborales donde existe “creatividad colectiva”, que son más flexibles y colaborativos, los niveles de satisfacción laboral son más altos.

“Flexible y colaborativo” podría significar tener la libertad de dedicar tiempo a lo que usted elija. Según Harvard Business Review, las compañías que quieren ser creativas pueden beneficiarse al permitir a sus empleados dedicar su tiempo a actividades que tradicionalmente se consideran no productivas, pero que permiten a los empleados ampliar sus conocimientos y compartir sus ideas (navegar por páginas web o leer, por ejemplo).

El catedrático de la Universidad de Drexel Girija Kaimal estudió los efectos que tienen las actividades artísticas sobre las hormonas relacionadas con el estrés en el organismo.

El experimento:

Se invitó a 39 adultos, de entre 18 y 59 años de edad, a que hicieran actividades artísticas durante 45 minutos.

Los materiales:

Rotuladores, papel, arcilla, tijeras y materiales para hacer collage.

La ciencia:

Antes de hacer las manualidades, los investigadores midieron los niveles de cortisol de los participantes. (El cortisol es un indicador biológico que tiene una correlación positiva con el estrés.)

Después de hacer las manualidades, los investigadores volvieron a medir los niveles de cortisol de los participantes.

Los resultados:

Después de hacer las manualidades, un 75 por ciento de los participantes tenía unos niveles más bajos de cortisol, lo que indica un nivel más bajo de estrés.

La Dra. Kelly Lambert, catedrática de Psicología de la Universidad de Richmond, descubrió que las labores manuales satisfacen nuestra necesidad básica de hacer cosas y promueven el bienestar psicológico. Algunos métodos para ser felices científicamente probados son:

  • Tejer
  • Realizar trabajos de carpintería
  • Cultivar o cortar verduras

Todos ellos han demostrado reducir el estrés, aliviar la ansiedad y modificar la depresión.

Según la CNN, la gente que comienza proyectos de manualidades en la madurez o en la vejez tiene un 45 por ciento menos de probabilidades de sufrir problemas cognitivos como la demencia.

Formas sencillas de fomentar la creatividad a cualquier edad:

  • Hacer adornos florales.
  • Acudir a un estudio de pintura.
  • Comenzar a escribir un diario.

En un estudio realizado en 2010, Semir Zeki, un neurobiólogo del University College de Londres, escaneó los cerebros de voluntarios mientras miraban 28 cuadros.

Así descubrió que ver arte está vinculado a un aumento de la dopamina y de la actividad de la corteza frontal del cerebro que causan sensaciones de placer parecidas a las que despierta el amor romántico.


Al menos, permitir a su mente desconectarse.

Si los pasatiempos creativos no son lo suyo, tenemos buenas noticias: lo que podría beneficiarle es sentarse y no hacer absolutamente nada.

Un estudio dirigido por Jonathan Schooler, catedrático de Psicología y Ciencias del cerebro de la Universidad de California en Santa Bárbara, descubrió que las personas son más creativas después de soñar despiertas o de haber distraído su mente.