Gusto

Los emprendedores vuelven a escribir las normas de la comida sana

Por Danielle Quales

Los consumidores de todo el mundo se están dando cuenta de la conexión que existe entre la dieta y el rendimiento diario. Como respuestas, estas tres innovaciones epicúreas se han alineado para vender alimentos que potencian el cuerpo y la mente.

Tiempo de lectura: 4 minutos

LEA ESTE ARTÍCULO


¿Se acuerda de aquellos días en los que las decisiones sobre la comida se hacían para satisfacer un antojo o un estómago vacío?

Ahora ya no es así. Los consumidores actuales están optando por nutrirse con unos alimentos diseñados para mantener un alto nivel de vitalidad y el máximo rendimiento.

¿Quiere una prueba? La National Restaurant Association (Asociación nacional de restaurantes) de los Estados Unidos informó el año pasado de que siete de cada diez adultos estaban tratando de comer más sano en los restaurantes en comparación con hace dos años. Y un informe del año 2014 publicado en el British Journal of Health Psychology averiguó que esto tenía su justificación. Las personas que comían más frutas y verduras eran más felices, curiosas y creativas.

Aquí le mostramos cómo los creadores de tres innovadoras ofertas alimenticias tratan de atraer a los actuales consumidores que se preocupan por su salud.

Divya’s Kitchen: Del sánscrito a la mesa.

Casi todos los chefs consultan libros de cocina o a especialistas en nutrición para que les ayuden a inspirar unas recetas saludables, pero en el restaurante neoyorquino Divya’s Kitchen, que abrió sus puertas en 2016, sus propietarios, el matrimonio formado por Prentiss y Divya Alter, acuden a antiguos textos en sánscrito.

Aquí sus menús se basan en tradiciones alimentarias y de bienestar físico que tienen 3.000 años de antigüedad, proceden de la India y se conocen por el nombre de Ayurveda. En teoría, una alimentación correcta pueden lograr unos resultados concretos relacionadas con la salud, desde luchar contra los efectos del desfase horario después de un largo viaje hasta curar una enfermedad o prepararse para el cambio de estaciones.

«El combustible equivocado puede atascar un automóvil y hacer que se averíe más rápido, lo mismo ocurre con nuestros cuerpos y la comida», dice Divya Alter. La calidad de los alimentos que comemos afecta a nuestro rendimiento. Si comemos alimentos procesados, artificiales o mal cocinados se reducirá la inteligencia de nuestro organismo para hacer lo que se supone que debe hacer.

El menú de Divya se aleja de los demás restaurantes ayurvédicos porque aplica las técnicas de Ayurveda (suministrar al cuerpo unos alimentos naturales, sanos y repletos de nutrientes) a gastronomías globales, lo opuesto a las combinaciones habituales de platos crudos y veganos. Los alimentos se ofrecen con ingredientes de temporada, combinaciones vegetarianas de risottos, lasañas, ensaladas y muchos platos más. Todos ellos están diseñados pensando, ante todo, en el bienestar físico: repollo y col rizada servidos con un pilaf de arroz salvaje y quinoa para restaurar el equilibrio del ph corporal al neutralizar los desechos ácidos, mientras un guiso de arroz y lentejas con un chutney de menta y cilantro es todo un ataque aromático que abre las senos nasales y alivia la congestión.

Wanderfuel: Comida revitalizante para los viajeros.

¿Está harto de la comida de los aviones que solamente empeora los efectos del desfase horario y el cansancio que conlleva el volar? Corey Angelo, que anteriormente trabajaba en marketing, lo estaba también. Después de sentirse pesada, hinchada y sufrir malestar general después de demasiados vuelos creó Wanderfuel en 2016 con el objetivo de comer mejor en los aviones.

Las tres cajas de snacks de Wanderfuel: Revitalizar + Recargar, Detox, y Descansar + Calma, tienen como objetivo reinventar la comida durante los viajes evitando los alimentos procesados y salados a favor de snacks naturales repletos de nutrientes que generan energía y restauran el equilibrio.

Estimulantes como el café de champiñones, chupitos de chía y la bebida en polvo VITL Greens se encuentran dentro de Revitalizar + Recargar. Aperitivos crudos como snacks hechos de col rizada, trigo verde y wasabi y una barrita de semillas de rosa mosqueta y limón van en Detox. Y en Descansar + Calma se tranquilizará con una infusión de coco y cúrcuma, entre otras delicias.

Desde su lanzamiento en noviembre de 2016, Wanderfuel ha firmado acuerdos de colaboración con las compañías privadas de vuelos chárter BLADE y VistaJet, entre otras exclusivas agencias de viajes. ¿Su objetivo? Vender sus cajas en todos los principales aeropuertos, hoteles y aerolíneas.

Fitness Kitchen LA: Una alimentación limpia para un estilo de vida activo.

Aquí tiene una nueva palabra de moda en el mundo de las comidas sanas: «limpia». Fitness Kitchen LA, un servicio de entrega de comidas de alta calidad desde Los Ángeles, utiliza esta palabra para describir sus comidas, que se envían semanalmente a los suscriptores y no contienen lácteos, soja, gluten ni azúcares refinados.

«Es de vital importancia disponer del combustible adecuado para lograr nuestro máximo potencial durante todo el día: en el gimnasio, en las pistas de atletismo y en la oficina o la sala de reuniones», dice su consejero delegado Tom Aaron. Eso supone consumir la combinación correcta de proteínas magras, carbohidratos complejos y grasas saludables, y ninguna de las posibles sustancias perjudiciales para la salud anteriormente mencionadas. Está claro que la combinación ideal de nutrientes para una persona podría no ser la adecuada para otra, por eso Aaron personaliza los planes de las comidas de sus clientes según sus necesidades y objetivos macronutritivos.

A pesar de las estrictas limitaciones en sus ingredientes, el sabor no queda relegado a un segundo plano. Aaron tiene títulos del Instituto Culinario Francés (actualmente el Centro Culinario Internacional) y el Instituto de Educación Culinaria, lo que explica sus originales desayunos como los copos de avena sin gluten con melocotón, nueces, semillas de chía y coco tostado o sus almuerzos repletos de proteína con muslos de pollo a la sartén acompañados de arroz glutinoso con coliflor y mango.