Mclub

Cuatro maneras de recargar energías y ser productivo en su lounge de viaje favorito

por Erin Cassidy Nelson

Hacer una pausa. Respirar. Concentrarse. Los viajeros de negocios encontrarán el refugio perfecto para mantenerse productivos y relajados en la próxima generación de lounges.

Tiempo de lectura: 03 min.

LEA ESTE ARTÍCULO


Piénselo: tiene una hora entre vuelos o un espacio de tiempo hasta su próxima reunión. Lo que haga en esos valiosos momentos podría resultar en un gran avance comercial o, por lo menos, centrarlo mentalmente para lograrlo.

¿Dónde es más probable que encuentre esos momentos? En la exclusividad de un lounge de aeropuerto como el de United Club℠, un lugar recientemente renovado en Dallas/Fort Worth, o en un lounge ejecutivo como el M Club en San Francisco Airport Marriott Waterfront. Se lo ha ganado gracias a su duro trabajo. Aquí le mostramos cuatro maneras de aprovechar al máximo su zen profesional interior y cómo encontrarse a sí mismo cultivando su energía creativa entre reuniones y vuelos, mientras disfruta de buen vino.

Hacer listas

Incluso los profesionales más organizados son incapaces de retener todas sus prioridades en la cabeza. Se han realizado muchos estudios en los que se destaca la importancia de hacer una lista para evitar errores tanto pequeños como graves. Según Atul Gawande, antiguo cirujano y autor de “The Checklist Manifesto”, una lista puede evitar que los seres humanos cometan los errores por descuido que suelen producirse en momentos de estrés o cuando hacemos las cosas en piloto automático, y en su lugar permitir a la gente altamente capacitada e inteligente concentrarse en su pasión y su vocación.

Especialmente cuando está de viaje, una lista es una forma de conservar su energía mental para las tareas e ideas que más importan.

Alimentarse bien

Del mismo modo que quiere que su avión sea una máquina bien lubricada, minuciosamente revisada y alimentada con la calidad y cantidad de combustible adecuadas, las personas solamente pueden rendir en la medida en que se cuiden físicamente.

Tanto si tiene acceso a un desayuno artesanal hecho a base de huevos de gallinas no enjauladas, fruta ecológica y quesos locales en el M Club del Marriott Hotel, como a la ensalada fresca de cereales integrales y verduras crudas disponible en algunos puntos del United Club, su alimentación será la nutrición que marcará la diferencia entre una simple reunión amistosa y otra que transforme su carrera profesional.

Relajarse y encontrar el tiempo necesario para reponerse es igual de importante para la mente empresarial, así que por qué no regresar al lounge para hablar con sus colegas mientras disfrutan de unos platos ligeros saludables e inspirados en la cocina local o un cóctel de la casa después de que finalice la jornada.

Estudiar en lugar de agotarse

En el año 2018 se espera que los profesionales trabajen duro, sean innovadores y aporten creatividad a todo lo que hacen. Sin embargo, en un entorno constantemente rodeado de alto rendimiento e hiperactividad, también es importante protegerse del agotamiento.

No cabe ninguna duda de que mantenerse productivo durante los viajes de negocios es algo provechoso. Pero también es importante recordar que viajar puede ser un momento ideal para invertir en la faceta educativa, o inspiradora, de su trabajo. En otras palabras, busque ese libro que hace tiempo tiene ganas de leer acerca de la magia de la reflexión o explore literatura que pueda ayudarle a tener más éxito.

Puede que hojear revistas como The Economist, Harvard Business Review o The New Yorker mientras se toma un café con leche recién hecho con vistas a la Bahía de San Francisco, o escuchar su podcast favorito mientras descansa en unos muebles cómodos y ve cómo despegan los aviones en el United Club de Los Ángeles, sea suficiente para reactivar su creatividad.

Seguir el WiFi más rápido

Usted trabaja muy duro haciendo lo que más le gusta, por eso cuando está en medio de algo importante lo último que desea es la interrupción de un cronómetro de Internet alertándole de que su sesión de WiFi ha finalizado.

Cuando viajamos por trabajo generalmente es porque estamos a punto de lograr algo emocionante: un nuevo contrato, un resumen anual, una asociación que redefina quiénes somos y qué estamos trantado de conseguir. Prepararse para ese tipo de compromiso, o alinear el resto de su vida para asumir plenamente esta acción, requiere una conexión WiFi.

Usted mismo se lo agradecerá cuando esté cómodamente sentado en una cabina privada del lounge, con un espumoso café en la mano, con la confianza de que la conexión a Internet es segura y de que cuenta con la libertad necesaria para reflexionar sobre su próxima gran aventura.